Colombia

$8.700 millones ha pagado el gobierno Nacional a sus dos abogados ante La Haya

Los juristas Manuel José Cepeda y Carlos Gustavo Arrieta desde el 2013 estarían recibiendo $43 millones para llevar el caso ante Nicaragua.

En los últimos 10 años, el gobierno ha enfrentado dos veces en la Corte de La Haya, en Holanda, a partir de las demandas interpuestas por Nicaragua. Cabe recordar que para el año 2012, la Corte le entregó 75.000 kilómetros de mar territorial al país centroamericano. Según el presidente Daniel Ortega, Colombia no ha acatado ese fallo, y sigue navegando esas aguas ignorando la decisión de la Corte. El reclamo de Ortega llegó de nuevo a la Corte Internacional de Justicia que mañana tomará una decisión al respecto.

Colombia se viene preparando desde 2013 con miras a este nuevo litigio con Nicaragua. Y para eso le ha confiado la defensa del país a dos prestigiosos abogados que fueron nombrados por la canciller María Ángela Holguín con un decreto del 22 de noviembre de 2013.

Los abogados Carlos Gustavo Arrieta Padilla y Manuel José Cepeda Espinosa serán los agentes de Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, pues son ellos quienes precisamente desde el año 2013, cuando la Cancillería empezó a prepararse para el litigio que se decidirá mañana, el país le ha pagado a Arrieta 4.572 millones de pesos, unos 43 millones de pesos mensuales.

El abogado Cepeda Espinosa fue magistrado de la Corte Constitucional, decano de Derecho de la Universidad de los Andes, embajador de Colombia ante la Unesco y consejero presidencial de César Gaviria y Virgilio Barco. Asesor de Juan Manuel Santos en las negociaciones con las FARC en La Habana. Es experto en derecho constitucional.

El agente Manuel José Cepeda ha facturado 4.197 millones de pesos desde 2014, unos 43 millones de pesos mensuales en promedio.

Colombia la tiene muy difícil en la Corte de La Haya, pues abiertamente el presidente Juan Manuel Santos dijo que el fallo del 19 de noviembre de 2012 se acataba, pero no se aplicaba, y eso es precisamente lo que demanda Nicaragua, que Colombia no ha aplicado ni acatado el fallo. Aunque la estrategia ha sido desconocerlo, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, hoy canciller y presidenta de la Comisión Internacional de Océanos, dijo en 2018 que ya ese mar se había perdido. Es decir, Ramírez aceptó la derrota de Colombia.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %