BarranquillaJudicialesUnidad Investigativa Noticias BQ

Comunidad de Ciudad Caribe denuncia que están invadiendo viviendas que aun no han sido entregadas por la constructora a sus propietarios

La Unidad Investigativa de Noticias BQ tuvo acceso a varias denuncias formuladas por propietarios de viviendas de la urbanización Caribe Verde, ubicada dentro del barrio Ciudad Caribe, de la localidad Suroccidente de Barranquilla, sobre la operación que adelanta una estructura criminal que estaría supuestamente integrada por abogados, inspectores, patrulleros de la Policía Metropolitana y algunos sujetos con antecedentes en robo de tierras e invasión de lotes, quienes conforman una tenebrosa estructura criminal que tiene como objetivo invadir y apoderarse a la fuerza de viviendas adquiridas por varias familias en ese desarrollo inmobiliario.

Dichos delincuentes han aprovechados los múltiples problemas legales que ha venido afrontando la Constructora Grama, empresa que levantó y comercializó dicha urbanización, para apoderarse de las casas, contando con la complicidad de algunos funcionarios, quienes desde sus despachos expiden actos administrativos que tienen como propósito amparar los supuestos derechos de los invasores, para finalmente apoderarse de las viviendas.

Los invasores se pasean por el barrio y actúan de manera agresiva, alterando la sana convivencia del sector.

Según las denuncias de los vecinos, este concierto para delinquir incluiría la participación de varios patrulleros de la Policía, quienes muestran una conducta irregular al momento de aplicar los sospechosos amparos decretados por una inspección urbana, alguno de los cuales tienen como soportes fotocopias de supuestos contratos de compra venta de las viviendas, los cuales son escaneados y cuya información original es adulterada, cambiando la dirección de las viviendas y aportando facturas de servicios públicos crean supuestas escrituras, por lo que también sospechan que algún contacto dentro de la constructora puede estar relacionado con la banda en el suministro de información de los compradores originales de dichas unidades residenciales.

Agregan los preocupados vecinos del sector, que desde hace un mes se han venido incrementando este tipo de casos irregulares, donde los delincuentes aprovechan la ausencia de la Constructora Grama, algunos vacíos legales y la sospechosa actuación de servidores públicos, para vender y alquilar viviendas invadidas, sin que sus propietarios originales puedan acceder a ellas después de haber pagado gran parte del valor de dichas casas.

Señalan los vecinos del sector, que hoy dia es común ver como las casas invadidas son arrendadas especialmente a migrantes venezolanos, quienes a su vez la subarriendan y en cada vivienda conviven hasta 6 familias, hacinamiento que además de alterar muchas veces la tranquilidad del sector por los problemas de convivencia que desencadenan, también han venido generando incluso hechos de delincuencia.

“Hago un llamado a las autoridades para que tomen primero el conocimiento y luego el control de esta grave situación, pues somos familias que ahorramos durante muchos años para cumplir el sueño de tener una casa propia y luego de cristalizar ese anhelo, lo que estamos viendo en la práctica es un barrio inseguro, con un entorno muy complicado y casas desvalorizadas, pues los criminales las venden por una tercera parte de lo que nosotros pagamos por ellas y que incluso hemos contraído deudas millonarias con bancos para poder pagar nuestras viviendas, por lo que estamos en el peor de los escenarios”, señala un angustiado propietario, quien solicitó que omitiéramos su identidad por miedo a las amenazas que han lanzado públicamente en el barrio los miembros de esta estructura criminal.

El propietario, cuya condición fue corroborada por la Unidad Investigativa de Noticias BQ, le confirmó a este medio de comunicación, que hasta el momento mas de 30 viviendas de la urbanización han sido invadidas por los delincuentes, sin que la autoridad haya intervenido para detener las irregulares transacciones.

Dicen los vecinos que cada vez son mas comunes las diligencias por parte de inspectores de policía, las cuales están soportadas en documentos irregulares y adulterados.

“Somos prisioneros en nuestras propias casas, no podemos decir nada, comentar nada, ni mirarlos siquiera, pues esos tipos son bastante agresivos y se pasean como pedro por su casa, a veces armados y vociferando palabras soeces, sin importar la presencia de menores de edad y mujeres”, manifiesta una angustiada propietaria que teme lo peor si la Alcaldía de Barranquilla no interviene en esta preocupante situación.

Y es que la banda criminal que opera en este sector no parece ser una pequeña estructura, sino una red bien conformada, la cual actúa en medio de la impunidad o complicidad de algunos funcionarios, pues también recibimos denuncias que apuntan a señalar que estarían ofreciendo viviendas en otras zonas de la ciudad como Alameda del Río, donde también están poniendo en práctica la modalidad de invadir apartamentos y casas, para luego apoderarse de ellas a través de documentos falsos y decisiones administrativas amañadas.

“Si el alcalde y la secretaria de gobierno no intervienen rápido, esto se va a salir de control y pronto aquí puede haber hasta muertos, pues de los iniciales problemas de convivencia estamos pasando a situaciones mucho mas graves, tales como la venta de alucinógenos, hurtos y hasta cobro de extorsiones a los comerciantes del sector”, señala una madre cabeza de familia que invirtió todos los ahorros de su vida laboral para entregarle a sus tres hijos la posibilidad de vivir en una vivienda digna, luego de pagar por años arriendo en habitaciones de sectores muy peligrosos.

Cada vez son mas comunes las discusiones con supuestos abogados, los cuales tienen oscuros antecedentes por su participación en invasión de lotes en el otras zonas del departamento del Atlántico.

Los angustiados vecinos del sector han llegado incluso a bloquear las vías de acceso a la urbanización con el fin de llamar la atención de la Alcaldía de Barranquilla, para que de una vez por todas asuma el conocimiento y las acciones necesarias para garantizarle a los propietarios de las viviendas y aquellos que pagan arriendo a los dueños originales de las propiedades, que sus bienes se encuentran a salvo de las garras de esta estructura delincuencial, así como la revisión inmediata de todos lo actuado por los inspectores de policía que han expedido actos administrativos, especialmente amparos políticos que sos sospechosos de estar viciados de legalidad, pues los documentos que los soportan son en muchos casos adulterados.

De igual forma, solicitaron la intervención del brigadier general Diego Hernán Rosero, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, por las actuaciones irregulares de algunos patrulleros, quienes parecen estar relacionados con esta banda criminal. “El comportamiento de algunos patrulleros parece que estuviera en favor de los intereses de quienes están apoderándose de las viviendas y no en la defensa de los ciudadanos de bien, quienes invertimos nuestro dinero y sembramos nuestros sueños y los de nuestras familias en estas viviendas, para terminar viviendo esta agobiante situación”, señala desesperado otro habitante de la citada urbanización.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 Comentario

  1. No es solamente venezolanos. Los mismos colombianos tienen complicado las invasiones en el barrio. Pero como al perro más flaco se le pegan las garrapatas. De los que se han visto acreedores de casas y con documentos falsos, son del mismo barrio y colombianos. La próxima investiguen bien porque para amarillistas están pintados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %