Colombia

Con aeronaves remotamente tripuladas las Fuerzas Militares y Policía custodian las carreteras en el suroriente del país

Estas aeronaves remotamente tripuladas se caracterizan por su gran capacidad de autonomía y cámaras de visión nocturna.

A la fecha se han logrado movilizar en la Ruta de Cadena Productiva más de 330 vehículos y aproximadamente 7.200 toneladas de carga.

Con el empleo de aeronaves remotamente tripuladas tipo ScanEagle, dotadas con tecnología de punta para la vigilancia y control del territorio, la Armada de Colombia realiza patrullajes aéreos constantes sobre el principal corredor logístico del suroccidente del país, por donde se moviliza la Ruta de Cadena Productiva, caravana de vehículos de carga que ingresan y salen diariamente de la ciudad Puerto.

Además de controlar el espacio aéreo, más de 1.000 uniformados de la Armada de Colombia, el Ejército Nacional, y Policía Nacional, están destacados en la ruta y se encargan de custodiar las carreteras usadas por la caravana. Así mismo, en la ciudad de Buenaventura, aproximadamente 1.700 hombres y mujeres de las Fuerzas Militares y Policía controlan los espacios urbanos y puntos críticos como terminales portuarias, vías de acceso, zonas comerciales, bancarias y empresariales, instalaciones públicas, hidropacífico y aeropuerto. Adicionalmente se han dispuesto tres Unidades tipo URR de Guardacostas, dos botes tipo Pilot, una Unidad de superficie tipo Patrullero Marítimo y tres botes de Infantería de Marina que vigilan los espacios marítimos y fluviales de la Bahía de Buenaventura.

Esta presencia de la Fuerza Pública en la Ciudad Puerto y sus vías de acceso hace parte de la orden presidencial de asistencia militar que tiene como función desarrollar un esfuerzo articulado con la Policía Nacional para la protección de los derechos de todos los colombianos, la asistencia que se adelanta está enmarcada en la protección de los derechos humanos y el desarrollo de acciones legítimas que permitan preservar el orden constitucional y la vida, honra y bienes de todos los ciudadanos.

Gracias al empleo de este mecanismo se han evitado diferentes hechos vandálicos en el principal corredor logístico del suroccidente del país, tales como ataques por parte de delincuentes a los vehículos y conductores que conforman las caravanas con objetos contundentes, artefactos explosivos improvisados e incendiarios y sustancias químicas corrosivas, los cuales han sido frustrados protegiendo la integridad tanto de las personas como de sus bienes.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %