Colombia

Con apertura de frontera, Venezuela exige medidas de bioseguridad

En las últimas horas se conoció que con la reapertura de las fronteras entre Colombia y Venezuela, el vecino país condicionó que se debe hacer con medidas de bioseguridad para que se pueda dar la rehabilitación fronteriza.

El Gobierno Maduro escuchó la decisión del gobierno colombiano frente a la iniciativa de reapertura de fronteras con su país, sin embargo, condicionó esta a que, debe hacerse bajo medidas de bioseguridad y así poder reabrir el paso por los puentes fronterizos que colindan con Colombia.

Queda entonces claro para el Gobierno Duque que la reapertura del paso fronterizo, dependería de que se establezcan medidas de bioseguridad para evitar que se convierta en una puerta de entrada a la covid-19.

Frente al anuncio de Colombia de la apertura progresiva de la frontera, representantes de Nicolás Maduro ya habían adelantado que no iban a abrir el paso el 1 de junio, fecha seleccionada en principio por Colombia para dar luz verde al paso de ciudadanos.

“El presidente Iván Duque montó su show y anunció la apertura de su frontera, pero no garantiza medidas sanitarias para que sea seguro, por ello no podremos abrir las fronteras el venidero 1 de junio”, señaló Freddy Bernal, protector del Táchira y el delegado principal de Maduro para el tema de la frontera.

Venezuela considera que Colombia no tiene un plan claro para contener al coronavirus, una inquietud que, destacó el propio Bernal, fue plateada en reuniones binacionales que contó con representantes de la Organización Panamericana de la Salud.

“Hemos tenido obstáculos para la apertura de la frontera con Colombia. La negativa viene de parte de Colombia a tener acuerdos para fijar los protocolos de bioseguridad”, señaló y resaltó además que ,  cualquier acción en la zona limítrofe no puede ser unilateral apelando al consenso entre las autoridades de ambos países a pesar de las diferencias políticas.

El pasado 21 de mayo había adelantado que la apertura de la frontera sería “progresiva” pero solo para la actividad comercial, descartando de plano el paso peatonal, solo en excepciones humanitarias.

“La apertura va a ser progresiva, no se va a abrir la frontera toda, todos los puentes las 24 horas, sino que va a ser progresiva (…) Lo primero que se va a abrir, cuando nos pongamos de acuerdo, es el área comercial. Nos estamos poniendo de acuerdo en qué horario y por qué puentes se abriría la frontera y cuáles serían los rubros de importación y exportación”, expresó Bernal.

Por el momento, la única persona que se ha mostrado de acuerdo con la apertura gradual de la frontera decretada por Colombia ha sido la gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, quien expresó la noche del lunes en Twitter que “el interés de los pueblos debe prevalecer, canal humanitario y activación de economía formal que tanto necesita Venezuela, urgen”.

Pero también detalló la existencia de un “negocio” en las trochas que a su juicio beneficia a personeros del gobierno venezolano, por lo que llamó a las autoridades colombianas a hacer frente a esto.

Yo le propongo al gobierno de Colombia que abra los puentes y se dé un intercambio formal entre ambos países que se bloqueen esas 42 trochas con sus cuerpos de seguridad. Parece que sería la única forma en que accedan a abrir los puentes”, acotó.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %