Colombia

Con Unidades Móviles Ambientales, C.R.A atenderá emergencias

Se emitieron recomendaciones a los alcaldes municipales, ante la susceptibilidad de amenaza por inundación en la zona del Embalse El Guájaro.

El director de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico C.R.A, Jesús León Insignares, anunció la puesta en marcha de las Unidades Móviles Ambientales U.M.A, que harán recorridos permanentes durante los siete días de la semana, para atender emergencias que se puedan presentar por afectación ambiental, durante la segunda temporada de lluvias advertida por el IDEAM.

El anuncio fue realizado este fin de semana, durante el recorrido que realizó en compañía de funcionarios de la Gobernación Departamental, por varios puntos críticos en zonas inundables del sur del Atlántico, donde hizo presencia inspeccionando el sector de bajos, ubicado entre los municipios de Repelón y Manatí, ante una amenaza de inundación, en donde se identificó que el canal del Dique comienza a filtrar agua hacia estas zonas de amortiguación.

En un trabajo articulado con la Gobernación del Atlántico y las alcaldías municipales, estamos haciendo monitoreo permanente, generando alertas, utilizando drones y las unidades móviles ambientales de la C.R.A, una de las cuales será con atención permanente, para verificar en tiempo real las condiciones que se vayan presentando” aseguró.

La C.R.A como máxima autoridad ambiental del Atlántico, ha emitido una serie de recomendaciones a los alcaldes de los municipios del sur del Departamento, ante la susceptibilidad de amenaza por inundación en la zona del Embalse El Guájaro, entre las que solicita mantener en alerta a los Comités Locales y Regionales de Prevención y Atención de Desastres, informar a la comunidad sobre el riego en el que se pueda encontrar el municipio actualmente, ubicar albergues y refugios seguros para la población en caso de necesitarlo, reubicar temporalmente a la comunidad asentada en inmediaciones de cuerpos de agua y estar atento a los niveles de ríos, ciénagas y embalses.

Sobre los riesgos que puedan presentarse, la Corporación reitera que, en casos que se observe represamientos, es importante dar aviso al Comité de Emergencias del municipio, la Defensa Civil, Cruz Roja y los servicio de salud, agregando que todo debe ser informado, teniendo en cuenta que incluso, una disminución en el caudal de un arroyo puede significar que aguas arriba, se esté formando un represamiento, lo cual puede producir una posible inundación repentina.

León Insignares, explicó que se debe tener muy clara la señal de alarma establecida por el Comité de Emergencias en cada municipio y en los que no existen estos comités, se debe acordar con la comunidad un sistema con pitos o campanas que todos reconozcan para avisar el peligro inminente de una crecida.

El director de la Corporación, fue enfático en el llamado a los alcaldes municipales para que estén muy atentos, porque el reporte del IDEAM es que, “hasta el mes de noviembre, tendremos grandes precipitaciones que generan un riesgo para nuestro Departamento”, añadió.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %