Judiciales

Cuatro indígenas capturados por violar a una madre y su niña

En un operativo minucioso realizado por la Seccional de Investigaciones de la Policía, en las zonas rurales de Tame, Arauca, lograron neutralizar 4 indígenas por los delitos de secuestro, tortura y abuso sexual, practicados recientemente a una joven madre cabeza de hogar y su hija menor de edad, radicada en la vereda la Hormiga.

Justicia

La sala de redacción logró conocer que el operativo se desarrolló durante la madrugada del pasado sábado en un sector llamado Corocito, lugar donde residen los sospechosos llamados Javier Parada Méndez, Orlando Montañez Herrera, William Maculo Álvarez y Juan Méndez Becerra, señalados del caso de violación contra lo joven de su misma etnia.

Violación

Se estableció que el abuso sexual ocurrió hace apenas 15 días, la víctima, luego de sobrevivir al ataque, logro viajar con el apoyo de sus familiares a un centro de salud, donde estuvo recluida varios días para recuperarse y posteriormente asistir ante las autoridades a denunciar a los delincuentes que le hicieron daño.

Toda esa situación contó con la atención de las autoridades militares, policía, Fiscalía e indígenas de los resguardos Palma Real y Cabañas de la población aborigen Makaguan, a la que pertenecen los cuatro capturados.

“Queremos verlos presos, estos personajes son delincuentes de vieja data, han logrado persuadir a la justicia, pero el tiempo de Dios es perfecto, nunca tarda”, agregó un habitante de la comunidad.

Antecedentes

El Diario Extra conoció que dos de estos delincuentes tienen procesos por homicidio en Tame y uno de ellos se había fugado de la estación de policía, en el mes octubre del año 2018. También registran señalamientos de ser abusadores sexuales en otros procesos, los otros también tienen cargos por hurtos, secuestros y atracos en fincas del área rural.

Las víctimas

De otro lado, también se informó sobre las víctimas del pasado 28 de marzo, se les prestó la atención médica y psicológica en el hospital San Antonio y demás ayudas establecidas en las rutas para estos casos, a la joven madre de 27 años y su hija de 7 años, que fueron sometidas a vejámenes sobre el mediodía del domingo de ramos por estos sujetos, que se encontraban en estado de embriaguez y las obligaron a caminar por más de dos horas, además de cruzar el río Culebrero.

Recompensa

Por este hecho, la Alcaldía de Tame hará efectiva una recompensa establecida para dar con el paradero de estos delincuentes, cuyas edades oscilan entre los 20 y 38 años, y las autoridades indígenas que se comprometieron ayudar a capturar a los responsables de varios delitos en Tame, que estaban afectando el buen nombre de las dos resguardos de la población Macagua.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %