Judiciales

Directora de la fundación SEA Flowers de San Andrés, estuvo secuestrada dos meses en una casa de Santa Marta

Después de casi dos meses secuestrada, rescatan a bióloga en una casa de Santa Marta. Se trata de Alexandra Pineda Muñoz, actual directora científica de la Fundación Seaflower; estuvo retenida desde el pasado 28 de mayo.

Varias semanas de seguimiento e investigación por parte de hombres adscritos al Gaula Militar del Magdalena rindieron positivos resultados cuando fue hallada con vida la reconocida bióloga Alexandra Pineda Muñoz, después de permanecer por más de dos meses secuestrada por una banda delincuencial en Santa Marta.

Los operativos de rescate de la destaca científica fueron desarrollados en un sector residencial de la capital del departamento del Magdalena, exactamente en la calle 10 A con carrera 2, en la Avenida del Ferrocarril.

Hasta ese sitio llegaron los hombres del Gaula y de la Fiscalía General de la Nación después del rastreo de información y según el comandante de la Segunda Brigada del Ejército, el coronel José Agudelo detalló, la presión ejercida por la institución y la unidad de reacción inmediata. A pesar de la buena noticia de hallar con vida a la bióloga, no se registraron capturas, porque los secuestradores alcanzaron a huir.

¡Alexandra Pineda Muñoz, quien es nacida en Bogotá, pero también posee la nacionalidad estadounidense, había sido raptada el pasado 28 de mayo en zona rural de Santa Marta, cuando desarrollaba trabajo en las inmediaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Para las labores de búsqueda y rescate fue clave la información suministrada por los familiares desde el momento del secuestro, con los que se desarrollo el rastreo del sitio exacto a donde podía haber sido trasladada por los delincuentes.

La información que trascendió del casos es que los antisociales le habían exigido a la familia la suma de 15 millones para dejar en libertad a Pineda, bajo la amenaza de atentar contra su vida si no realizaban dicho pago.

Pineda Muñoz tuvo que ser trasladada al Hospital Universitario de Santa Marta para recibir el tratamiento adecuado, ya que, según se conoció, los captores la mantenían bajo los efectos de sustancias alucinógenas para evitar que huyera de la casa donde la mantenían secuestrada.

La bióloga, de 32 años, es la actual directora de la Fundación Seaflower, una organización que según sus propias palabras, contribuye a la conservación de la reserva de biósfera del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, a través de educación ambiental, capacitación y monitoreo.

Ahora las autoridades anunciaron que seguirán con la s investigaciones para tratar de determinar y dar con el paradero de las personas que mantenían retenida a la directora de la fundación.

Una vida dedicada

Según le contó a SEMANA hace algunos meses Alexandra Pineda, su vida ha estado ligada desde muy pequeña al mar y a la naturaleza. A los 12 años, dice, aprendió a bucear con su papá en las aguas cristalina de San Andrés.

Lugar que frecuenta desde que sus abuelos se mudaron a vivir al archipiélago, por lo que era habitual que sus días de vacaciones los pasara recogiendo caracoles y conchas junto al mar de siete colores.

Esa afinidad por el océano impulsó a Alexandra Pineda a ser bióloga. “Me gradué del colegio en Estados Unidos, pero, ¿cómo iba a estudiar Biología allá y no en Colombia?”, contó.

Al salir de la universidad entró a trabajar en la Fundación Malpelo, a 490 kilómetros del puerto de Buenaventura. “Era espectacular trabajar para un santuario de fauna y flora como Malpelo, pero era frustrante saber que cada vez que volvía a San Andrés, la isla estaba peor”, recordó, en ese momento.

Por lo que decidió crear la Fundación Seaflower y dedicarse a trabajar por la conservación y el rescate de los recursos naturales de San Andrés, especialmente de la reserva de biosfera del mismo nombre, la más grande del mundo con 180.000 kilómetros cuadrados y que posee todos los ecosistemas marinos y costeros representativos de la zona tropical (arrecifes coralinos, manglares, lagunas arrecifales, pastos marinos, humedales, playas, mar abierto y bosque seco tropical).

“Comencé a moverme a nivel local y empezamos a identificar las problemáticas para saber qué hacer y cómo enfocar las acciones”, dijo Pineda, en el momento de la entrevista.

#NoticiasBQ

#Compartir

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %