Mundo

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández es extraditado a Estados Unidos

El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, es trasladado este 21 de abril en un avión de la DEA hacia Estados Unidos, donde debe enfrentar el delito de narcotráfico imputado por una corte federal. Los fiscales dicen tener pruebas en las que con su hermano ‘Tony’ Hernández, condenado en Estados Unidos, hizo de Honduras un “narco-Estado”.

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, JOH como es conocido, es extraditado a Estados Unidos este 21 de abril. El operativo, en el que participan unos 1.000 efectivos, tuvo un retraso debido a la llegada del avión de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, DEA.

Antes de su extradición, el exmandatario fue sometido a exámenes físicos, incluida una prueba de Covid-19. Según los resultados Hernández tiene buen estado de salud, a pesar de la hipertensión que aqueja al político de 53 años.

Hernández, que fue presidente entre 2014 y 2022, enfrenta cargos de narcotráfico, estuvo detenido en una prisión de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, conocida como Los Cobras, desde el 15 de febrero, día en que fue capturado a petición del Gobierno estadounidense como medida preventiva.

El expresidente podría enfrentar cadena perpetua por los delitos de los que se le acusa. Los fiscales de Estados Unidos aseguran en un documento, que incluso antes de ser presidente, entre 2004 y 2022, “Hernández participó en la conspiración violenta de narcotráfico para recibir cargamentos de múltiples toneladas de cocaína“, y que se transportaron “aproximadamente 500.000 kilogramos de cocaína a través de Honduras con destino a Estados Unidos”

Defensa habla de conspiración

La extradición de JOH, ratificada por 15 magistrados de la Corte Suprema de Justica de Honduras a finales de marzo, es una “venganza de los narcotraficantes que él mismo extraditó o que obligó a huir a Estados Unidos”, dijo su familia en un comunicado, quien insistió en la inocencia de Hernández.

El expresidente argumenta que su detención es una trampa puesta por los capos de la droga que su gobierno extraditó y que buscan acuerdos con la fiscalía estadounidense para reducir sus penas “y en base a mentiras, acusar al expresidente de cometer actos reñidos con la ley de ese país”, según sus familiares, quienes anunciaron que contrataron a los abogados Raymond Colón y Daniel Pérez en Nueva York, para adelantar la defensa de Hernández.

De hecho, cuando fue presidente de Honduras, mostró resultados en la lucha contra el narcotráfico e hizo incautaciones de droga que fueron elogiadas por Washington. Cuando fue reelegido presidente en 2017, Estados Unidos fue uno de los primeros en saludar su triunfo, a pesar de acusaciones de fraude electoral en su contra.

Una historia de familia

El hermano de JOH, el exdiputado Juan Antonio ‘Tony’ Hernández, fue condenado a cadena perpetua en marzo de este año por narcotráfico y acusado de fabricar cocaína en la que ponía sus iniciales “TH”.

En el juicio de ‘Tony’, los fiscales dijeron que operaba con su hermano y con instituciones del gobierno y que Honduras se había convertido en un “narco-Estado”

Hernández, que dejó el poder el 27 de enero de 2022, fue incluido en la lista de personajes corruptos del Departamento de Estado y luego pidió su extradición.

Otro salpicados por la investigación es el exjefe de la Policía Nacional entre 2012 y 2013, Juan Carlos ‘El Tigre’ Bonilla, que es acusado de “supervisar” las operaciones de narcotráfico del expresidente. La Corte Suprema de Justicia en pleno aprobó su extradición este 21 de abril, según un mensaje publicado en Twitter.

Según el fiscal, Geoffrey Berman, Bonilla desarrolló un “papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas” junto a ‘Tony’ Hernández y a JOH.

Según la fiscalía cometió dos delitos de narcotráfico y uso de armas, por lo que podría enfrentar, también, un máximo de cadena perpetua.

EFE

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %