Colombia

Gobierno nacional invita a usuarios de los Sistemas Integrados de Transporte Masivo a seguir cumpliendo los protocolos de bioseguridad establecidos

Evitar la propagación de la enfermedad es una responsabilidad de todos. Al estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad que vienen haciendo los Sistemas se les debe sumar el compromiso de los ciudadanos a la hora de utilizarlos.

El lavado y desinfección de los vehículos e infraestructura asociada a los sistemas y la entrega de gel antibacterial y tapabocas, siguen siendo algunas de las acciones que realizan los Sistemas Integrados de Transporte Masivo (SITM) Transmilenio, Metroplús, MIO, Megabús, Metrolínea, Transmetro y Transcaribe con el objetivo de cuidar a sus usuarios y evitar la propagación del Covid-19.

Los usuarios de los SITM deben cumplir los protocolos de bioseguridad exigidos por las autoridades de salud, como portar el tapabocas de manera adecuada durante todo el viaje, desinfectar las manos haciendo uso de los dispensadores de gel y lavamanos portátiles; no hablar, no cantar, no comer y no silbar dentro de los vehículos y mantener las ventanas de los buses siempre abiertas.

Los Entes Gestores de los siete SITM que operan en el país también han dispuesto equipos capacitados para asesorar y socializar a los usuarios las medidas de bioseguridad que debemos seguir implementando, que tienen el único propósito de cuidarnos entre todos.

Durante la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, los Sistemas Integrados de Transporte Masivo de Transmilenio, de Bogotá; Metroplús, de Medellín; MIO, de Cali, Megabús, de Pereira, Metrolínea, de Bucaramanga; Transmetro, de Barranquilla, y Transcaribe, de Cartagena, han operado de manera continua, adoptando estrictamente los diferentes protocolos de bioseguridad para cuidar a sus trabajadores y usuarios, y apoyar la movilidad de las ciudades. Entre las medidas aplicadas se encuentran la limpieza y desinfección de buses, los elementos de contacto y la infraestructura asociada a los sistemas, así como disponer de gel antibacterial y alcohol para los usuarios y el control por parte de gestores de convivencia para evitar aglomeraciones en las estaciones y portales.

Y así como los Entes Gestores cumplen estrictamente los protocolos exigidos por las autoridades sanitarias, los ciudadanos que utilizan los Sistemas Integrados de Transporte Masivo también deben acatar las medidas, pues el virus no se ha ido, y el cuidado es responsabilidad de todos. Es fundamental que para evitar el contagio de la enfermedad todos los usuarios utilicen de manera correcta y permanente el tapabocas, hacer un lavado y desinfección de manos, así como el evitar hablar, cantar o comer dentro de los vehículos.

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, resalta que “los Sistemas de Transporte Público cumplen una función fundamental: prestar un servicio esencial para todos, como lo es movernos por las ciudades. Eso conlleva una responsabilidad de todos, usuarios y gestores, de cumplir las medidas respectivas para la correcta operación de los sistemas y, por encima de todo, para cuidarnos mutuamente. Mantener el autocuidado hará que evitemos la propagación de la enfermedad”.

Los conductores, operadores y concesionarios deben permanecer con los vehículos ventilados, y los usuarios no cerrar las ventanas para que pueda circular el aire. Además, quienes tengan viajes con duraciones mayores a 29 minutos, deberían ubicarse lejos de las puertas para facilitar la salida de usuarios con viajes cortos.

Durante las diferentes cuarentenas establecidas en las ciudades, los siete Sistemas Integrados de Transporte Masivo continúan su operación con horarios determinados por cada administración municipal. Transmetro en Barranquilla es el único sistema que está implementando la medida de pico y cédula, exceptuando a quienes deben cumplir labores esenciales en la ciudad.

Cabe señalar que a través de la resolución 2475 de 20202, el Ministerio de Salud y Protección Social modificó el anexo del protocolo de bioseguridad establecido en la Resolución 1537 para el manejo y control del riesgo y del Coronavirus en el sector transporte. Ahí, permitió que la ocupación de los vehículos con los que se preste el servicio público de transporte sea hasta de un 70% para todas las modalidades, siempre y cuando se cumplan a cabalidad los protocolos de bioseguridad.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %