Judiciales

Golpe a las finanzas del Grupo Armado Organizado Residual ‘Alfonso Cano’

Destruidos tres centros de acopio de cocaína, un semisumergible e incautan más de media tonelada de cocaína.

La Policía Nacional de todos los colombianos, a través de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), en coordinación con la Agencia Antidrogas ‘DEA’, Armada Nacional, Ejército Nacional y la Fiscalía General de la Nación, en zona rural del municipio de Mosquera ‘Nariño’, asentó un importante golpe a las finanzas del Grupo Armado Organizado Residual ‘Alfonso Cano’, estructura narcoterrorista que venía procesando una cantidad aproximada de cuatro toneladas estupefaciente al mes.

En el desarrollo de este proceso investigativo, fueron destruidos tres centros de acopio clandestinos para el procesamiento de cocaína de gran envergadura, junto con 923 kilos de cocaína, 129 kilos de base de coca, un semisumergible, una lancha go fast con dos motores 200, entre otros insumos para el procesamiento del alcaloide.

La modalidad criminal empleada por los narcotraficantes va orientada principalmente a ubicarse estratégicamente en la costa pacífica para cultivar, procesar, transportar y traficar el estupefaciente, situación por la cual aprovechan la posición geográfica de los municipios de los departamentos de Nariño, Cauca y Valle para asentar estructuras artesanales que funcionan como laboratorios clandestinos para el procesamiento de cocaína, que sitúan sobre riveras de ríos y esteros que facilitan el transporte del alcaloide de manera fluvial, para luego embarcarlo en lanchas go fast o semisumergibles a mar abierto hasta centro américa con destino final Estados Unidos.

En este sector del litoral pacifico nariñense confluyen diferentes factores delincuenciales que has desencadenado confrontaciones entre diferentes estructuras armadas por el control del territorio y el manejo ilegal de las rentas criminales producto del narcotráfico, entre ellas los Grupos Armados Organizados Residuales ‘Alfonso Cano’ y ‘Franco Benavides’, ocasionado el desplazamiento de la población campesina y comunidades indígenas de sus territorios hasta las cabeceras municipales.

Con este contundente golpe se afecta uno de los fortines económicos más importantes de este grupo al margen de la ley, dejando en evidencia una vez más, su orientación narcotraficante que está muy lejos de ser una doctrina ideológica.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %