Barranquilla

Gran Bazar: el renacimiento de una Barranquillita digna, con salubridad y seguridad

Alcalde Jaime Pumarejo y gobernadora Elsa Noguera inspeccionaron la obra en compañía de vendedores del sector.

El Gran Bazar abrirá sus puertas en diciembre para convertirse en la despensa natural de Barranquilla y el Atlántico. En pleno corazón de Barranquillita se abre paso esta obra que beneficiará a más de 1.000 vendedores estacionarios del sector, dignificando sus condiciones de vida y solucionando los problemas de ocupación de espacio público.
 
Al recorrer el terreno que en pocos meses los acogerá, los vendedores sintieron entusiasmo al imaginarse lo que por más de 30 años han soñado: un espacio digno donde la gente compre con tranquilidad en medio de espacios óptimos y agradables.


 
Ramón Demetrio de la Cruz, vendedor de frutas y verduras, aseguró que este proyecto cambiará su vida, la de su familia y sus clientes más asiduos. “Estoy encantado y agradecido porque sabemos que aquí estaremos bien ubicados. Aquí van a cambiar nuestras ventas, tendremos nuevos clientes, que, además, estarán más cómodos. En definitiva, será un cambio para todos”, expresó.
 
Con Ramón estuvieron otros compañeros y representantes de los gremios del mercado acompañando al alcalde Jaime Pumarejo Heins y a la gobernadora Elsa Noguera durante la inspección que realizaron en la obra, la cual es posible gracias a la continuidad, el trabajo en equipo y escuchar a la comunidad.
 
“Este proyecto es de la comunidad porque ellos son los que lo van a vivir, disfrutar y aprovechar durante 30 o 40 años. Aquí vivirán el renacimiento de Barranquillita, una Barranquillita digna, con salubridad y con seguridad. Eso estamos construyendo hoy”, aseguró el alcalde.
 
De igual manera, el mandatario distrital recordó que todo ha sido posible gracias al trabajo conjunto con la gobernadora Elsa Noguera, quien en su mandato como alcaldesa adquirió los predios, dando el primer paso al sueño Gran Bazar.
 
“Cuando fue alcaldesa Elsa escuchó a las agremiaciones y compró este lote para poder construir este Gran Bazar, luego en la administración anterior empezaron los diseños, yo los recibo, los adecuamos y los contratamos. Ahora recibimos el respaldo y apoyo económico de la gobernación para cofinanciar está importante obra”, destacó.
 
Por su parte, la gobernadora reafirmó que el Gran Bazar será el renacer de Barranquillita, porque organiza en una nueva, moderna y digna infraestructura a los diferentes comerciantes.
 
“Se va a dignificar sus condiciones laborales, pero al mismo tiempo, va a dignificar las condiciones de los miles de comerciantes y visitantes que llegan actualmente a los diferentes mercados de Barranquillita, que van a estar reunidos en este Gran Bazar. Sin duda se volverá un sitio obligado para los turistas, para los visitantes que quieren vivir una experiencia gastronómica importante en la plaza que va a incorporar a este mercado”, aseguró.

 
Detalles de la obra
 
Con énfasis mayoritario en el pilotaje y relleno del terreno avanza la obra. En detalle, el alcalde explicó que los trabajos van a buen ritmo.
 
“Ya estamos viendo los primeros pilotajes de la zona de parqueadero y logística y dentro de muy poco estaremos viendo a estas personas cumplir un anhelo de muchos años. Ya hay casi un 80% en la parte del relleno, porque tuvimos que rellenar toda la obra para evitar inundaciones. Vamos a buen ritmo y antes de diciembre estaremos inaugurando”, confirmó.
 
Gran Bazar hace parte del Plan Maestro de Mercados, proyecto que incluye la construcción de la Plaza de Mayoristas y la recuperación de los mercados minoristas existentes. El proyecto se construye en el lote ubicado entre las carreras 41 y 42 y las calles 7, 8 y 9. Contará con una inversión cercana a los 36.500 millones de pesos, de los cuales la Gobernación del Atlántico aporta 17.500 millones de pesos.
 
Esta obra será la solución a la ocupación del espacio público de Barranquillita, ordenando la actividad de mercado, especialmente venta de frutas, verduras, carnes, pescados, entre otras.
 
El diseño plantea la construcción de un corredor peatonal que incluirá una plaza de comidas y a los costados se ubicarán los módulos de vendedores agrupados por categoría de consumo, de acuerdo con los productos que comercializan.
 
Serán 20.000 metros cuadrados de construcción, con un eje central donde se articularán dos bloques que conforman este proyecto. Contará con un edificio para estacionamiento de vehículos, una zona de carga y descarga, cuartos fríos, baterías de baño y oficinas administrativas.
 
Este megaproyecto solucionará los problemas de ocupación de espacio público, de contaminación por desechos, de deterioro ambiental en la zona, de seguridad, de ventas a la intemperie, de condiciones sanitarias inadecuadas y de bloqueo de vitrinas de comerciantes formales.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 %