Colombia

Ingeniera denuncia ataque violento de concejal de Ocaña

El caso le ocurrió a la ingeniera Jhoanna Espejo, quien denunció al concejal de Ocaña Deiby Arias, pues el pasado 7 de mayo la habría ahorcado en cuatro oportunidades y golpeado en el rostro y pierna izquierda. Antes de cerrar su Twitter, el político escribió que se trataba de un “show de una discusión, como si todos en algún momento no la han tenido”.

“Ha sido super duro porque la justicia colombiana no es muy efectiva. La Fiscalía no nos ha querido dar una respuesta positiva (tras interponer la respectiva denuncia penal) y por eso tomé la decisión de hacer en Twitter una publicación. Es un poco fuerte para mí subir esas imágenes, pero necesito que la gente se dé cuenta de la clase de hombre que él realmente es. De lo que es capaz de hacer. Gracias a Dios pude pedir ayuda”.

Así manifestó la ingeniera Jhoanna Espejo lo que le sucedió cuando su expareja habría intentado “matarla” el pasado 7 de mayo. Todo empezó tras una discusión de pareja que Deiby Arias, concejal de Ocaña (Norte de Santander), habría llevado al terreno del maltrato físico y psicológico y, de acuerdo con la querella de la presunta víctima, al intento de feminicidio.

“Hoy 21 de mayo se cumplen 15 días. Ese es nuestro desespero para que la Fiscalía actué, no sé porque ha habido tanto silencio. La fiscal que estaba llevando el caso lo hacía por violencia intrafamiliar, pero estamos intentando que se trate como tentativa de feminicidio. Porque él quería era matarme. El hecho de que me ahoracara cuatro veces, casi me muero. Entonces, si yo estuviera muerta, yo creo que hubiera sacado la excusa de que me suicidé nada más por salvar su imagen”, agrega Espejo.

El pasado 7 de mayo, como le contó a este diario, en su oficina cuadraron un asado por la mañana, el cual se desarrolló durante la tarde en una cabaña a campo abierto, a la cual habrían asistido menos de 10 personas -casi todas mujeres-.

La denunciante asegura que se trataba de la primera vez que salía con sus compañeros desde que empezó a vivir con Deiby Arias, un hombre con quien llevaba tres años de relación y que fue electo como concejal de Ocaña hasta 2023. La mujer asegura que durante todo el día le indicó a su expareja el lugar donde estaría y las personas con quien departiría.

Tras hacer un par de paradas con su jefe de la Alcaldía, Espejo llegó al asado tipo 2:30 de la tarde. “Yo le informé que ya habíamos llegado, pero apenas estaban empezando a calentar el barril. Pusieron la carne. Así pasó el tiempo. Mientras tanto yo estaba con mis compañeras. Solo hay dos hombres y estaban con su respectiva pareja. Y pues la recocha que uno hace normal con sus amigos, hablando, echando cuento”, agrega.

A las víctimas se suman las pérdidas económicas, de empleo y líos de movilidad. Las protestas han implicado otras inversiones en dinero y personal. En Bogotá, solo la alimentación de 6.500 policías en servicio durante las marchas ha costado $4.000 millones. Eso sin contar los arreglos de infraestructura.

Cerca de las 5:00 p.m., relata Espejo, le pidió al concejal de Ocaña que la recogiera después de que él saliera del gimnasio, a lo que Arias habría respondido que sí. Sin embargo, pasaron las horas y el denunciado nunca llegó. Jhoanna Espejo optó por tomar un taxi con tres de las ingenieras presentes y, desde allí, habría empezado a recibir los primeros mensajes intimidatorios: “Empezó a decir: ‘Ah claro, estabas calladita. Con razón no me contestabas. Claro ella sí se fue temprano (la ingeniera jefa) porque ella es una dama, tú no’. Ahí me empezó a insultar, a decirme perra, que eso es lo que soy. Me decía: ‘quédate hablando con ellos, no llegues a la casa. Ábrete’”.

Una vez llegó a la casa, Jhoanna Espejo cuenta que su expareja no estaba en el lugar, el cual compartían desde diciembre del año pasado. Ahí empezó la pesadilla que avisó a la Fiscalía: “Yo me puse a dormir. Al momentico él llega gritando y de una vez empieza a golpearme. Él empieza a golpearme en mi rostro, en la parte izquierda, que es la parte más afectada. Hubo un momento en que me dejó inconsciente del golpe tan duro que me dio (…) cuando yo vuelvo a tomar conciencia, yo ya prácticamente no podría abrir mi ojo, tenía el labio súper hinchado. Yo empecé a llorar y él me decía que yo era una perra y que si solo era un almuerzo ¿Por qué me había demorado tanto?”.

“Él llegó y me quitó los pantys a la fuerza, me olió toda, olió los pantys, porque él me decía que yo estaba con otro hombre. Ahí empezó a pegarme muchísimos puños en mi pierna izquierda, yo quedé coja de tanto dolor y los morados que me hizo. Ahí empieza lo peor. Cuando estaba más indefensa se me lanza encima y empieza a ahorcarme. Yo en medio de tratar de quitármelo de encima le hice unos tres o cuatro rasguños en el pecho. En un momento que me soltó empecé a gritar y ahí volvió y me cogió y me ahorcó. Me ahorcó cuatro veces”, continuó con su denuncia.

De acuerdo con Jhoanna Espejo, quien sigue esperando respuesta de la Fiscalía, los vecinos llamaron a la Policía tras escuchar los gritos. En medio de la presunta agresión se escucharon fuertes golpes a la puerta y Deiby Arias habría ido a atender. Se trataba de un puñado de uniformados, a los que el concejal no habría dejado entrar porque “era solo una discusión de pareja” y porque “sin orden judicial” no los podía dejar pasar, de acuerdo con la denuncia pública de la mujer. Para Espejo es extraño que, a pesar de los hematomas en su rostro, los uniformados no hayan capturado al concejal.

Cogí a mi conejita porque tenía miedo que le pegara una patada al pobre animalito. Los policías estaban así como si nada, me dijeron que tenía que poner una denuncia, que no sé qué. Salí un momento al apartamento de al lado, donde las vecinas, y me ayudaron a llamar a una amiga. A él no se lo llevaron, no lo capturaron. En la noche me mandó un mensaje diciendo: ‘mira lo que me hiciste’. Y era porque un vecino grabó un video donde se lo ve con la Policía. Yo al día siguiente, a las 7:00 puse la denuncia. Él me decía que no lo hiciera, que era una situación que cualquier pareja podía superar”, agregó.

A la fecha Jhoanna Espejo espera que funcionarios de la Fiscalía procesen al concejal Deiby Arias por el delito de tentativa de feminicidio, luego de que la fiscal asignada al caso abriera una noticia criminal por el delito de violencia intrafamiliar. La denunciante aseguró que el concejal se presentó a sesionar el pasado martes 18 de mayo, debatiendo en un proyecto “para que la mujer participe en el Concejo de Ocaña”. Además, tienen en su poder la captura de un tweet de la cuenta (cerrada) de su expareja, en la que Arias aseguró que todo se trató de una discusión.

Fuente: EE

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %