Judiciales

Juez no acreditó como víctima a Miguel Jaramillo (esposo de Azcárate), ni a su socio por avión con cocaína

Un Juez de control de garantías envió a prisión a la tripulación de la aeronave conformada por Juan Camilo Cadena Botero y Harold Darío Rivera Toledo, piloto y copiloto, respectivamente, de la aeronave en la que también se encontraron $ 102’752.000 millones de pesos en efectivo.

La tripulación mencionada, fue imputada por la Fiscalía por tráfico, fabricación y porte de estupefacientes agravado, y lavado de activos. Los cargos no fueron aceptados por los procesados.

El dueño de la avioneta cargada con cocaína, socio de esposo de Azcárate, Fernando Escovar, más conocido como ‘Pipas’, es exportador de cítricos y según su defensa, ‘No sabía de la carga’.

Por su parte, Miguel Jaramillo Arango, le dijo a la Fiscalía que la avioneta, de matrícula N722KR, era administrada u operada por su amigo Escovar. Además, señaló que si bien eran socios en Internades Helicópteros SAS, le vendió sus acciones en enero pasado, aunque la venta no fue registrada.

Acorde al ente acusador, el hallazgo de la droga se produjo el pasado 23 de mayo en el aeropuerto El Embrujo, de Providencia y Santa Catalina, a donde habría llegado la avioneta con supuestas ayudas humanitarias y cajas con tapabocas.

La carga, al parecer, era una fachada para ocultar el ilícito. Al igual que la droga, la aeronave fue incautada y según la indagación, el vehículo despegó del aeropuerto de Guaymaral, al norte de Bogotá.

Por su parte, la defensa de la empresa propietaria del avión, pidió al juez de control de garantías que fueran reconocidos como víctimas en el proceso, sin embargo, el juez señaló que en esta etapa procesal no se podía resolver esa petición y que esto podría discutirse en la audiencia de acusación.

La aeronave pertenece a una sociedad en la que aparece el publicista Miguel Jaramillo Arango, el esposo de Azcárate. Según la versión que dio Azcárate, su esposo no tiene nada que ver con los hechos.

Mi marido no es un narcotraficante de octava, es un publicista honesto de primera”, dijo, e indicó que el avión jurídicamente le pertenece a la empresa Interandes Helicópteros S.A.S., de la que Jaramillo Arango es representante legal, pero que la aeronave no es directamente de él.

“El señor Fernando Escobar, socio de mi marido, no es que haya prestado el avión. Uno no presta un avión como si fuera un juguete. Eso sería inverosímil y absurdo. La empresa cuenta con cinco pilotos autorizados por Aerocivil, pilotos que no tienen arraigo laboral con la empresa ni son contratados por nómina, sino que se contrataban de manera independiente para realizar vuelos dentro del orden privado”, dijo.

Y añadió que el piloto Juan Camilo Cadena Botero contactó por WhatsApp a Fernando Escobar para pedirle un favor: “Le dice que si el domingo puede disponer del avión para hacer un vuelo humanitario a San Andrés y llevar unos insumos médicos. Fernando le responde que puede disponer del avión porque no lo va a utilizar, siempre y cuando se haga cargo de los costos del vuelo. El piloto toma el avión y paga a la empresa los servicios del vuelo, de eso hay prueba”, indicó Azcárate.

En la investigación, por ahora, la Fiscalía se concentra en procesar a las dos personas capturadas moviendo la droga y el dinero en efectivo. La segunda fase de la investigación será determinar quién estaría detrás del envío de la droga y hacer un seguimiento a las rutas que venía cumpliendo la nave.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %