Mundo

Nicaragua se retira de la OEA mediante carta dirigida a Almagro

La decisión ocurre luego de que el organismo manifestara que las elecciones en ese país “no fueron libres, justas ni transparentes y carecen de legitimidad democrática”.

Después de que las elecciones generales del día 7 de noviembre, en las que Daniel Ortega asumió su quinto mandato presidencial. El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, anunció este viernes que el país se retira de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Conforme el artículo 67 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados”, notifico “oficialmente nuestra indeclinable decisión de denunciar la Carta de la OEA, conforme a su artículo 143, que da inicio al retiro definitivo y renuncia de Nicaragua a esta organización”, explicó el canciller Moncada en la carta dirigida al secretario general de la OEA, Luis Almagro

Además, agregó que “Nicaragua promueve y defiende el respeto de los principios que rigen el derecho internacional, el cumplimiento de la carta de las Naciones Unidas, sus principios y propósitos dirigidos al respeto a la igualdad soberana entre los estados. La injerencia de los asuntos internos, la abstención del uso de la fuerza y de la amenaza del uso de la fuerza y la no imposición de medidas unilaterales, ilegales y coercitivas. Principio que la OEA está obligada a cumplir pero irresponsablemente lo desconoce transgrediendo también su propia carta”.

La decisión ocurre, luego que la 51.ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, manifestara que las elecciones en el país “no fueron libres, justas ni transparentes y carecen de legitimidad democrática”. Esto a raíz de las numerosas detenciones a candidatos opositores y diversos actores sociales, así como la derogación de la observación electoral y discrepancias sobre el nivel de participación, que rechazaron la legitimidad de las votaciones.

En el documento, Moncada, añadió que para Nicaragua eso “es inaceptable, lo rechazamos y lo condenamos”, y lo califican como una “actuación injerencista” de la OEA en los asuntos internos y la no imposición de medidas unilaterales, ilegales y coercitivas. “Reivindicamos la dignidad y el decoro nacional, en legítima defensa de nuestra independencia, soberanía y autodeterminación”, dijo.

Por otra parte, en la carta, también se denuncia que “la OEA ha sido diseñada como un foro político diplomático que nació por influencia de Estados Unidos como instrumento de injerencia e intervención, y su actuar contra Nicaragua ha demostrado que esta organización que funciona permanentemente en Washington, tiene como misión facilitar la hegemonía de EE.UU. con su intervencionismo sobre los países de América Latina y el Caribe”.

Por tal motivo, el canciller le solicitó a Almagro comunicar de manera inmediata a los Estados miembros “la decisión nicaragüense de denuncia y renuncia irrevocable, digna y patriótica ante las acciones injerencistas, inamistosas y agresivas de esa organización, los Gobiernos subordinados de los Estados Unidos y el secretario general”.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %