Colombia

Vacunas chinas camino a Colombia tras una escala en París

Un cargamento con 180.000 vacunas chinas del laboratorio Sinovac despegaron esta tarde de París hacia Bogotá en las bodegas de un vuelo de pasajeros de Air France que, como muchos de los que operan en estos tiempos de covid, iba con un nivel de ocupación discreto.

El Boeing 787 salió del aeropuerto Charles de Gaulle (CDG) de la capital francesa a las 15.40 (13.40 GMT) con únicamente 123 de sus 280 asientos ocupados y otra preciada carga en la bodega repartida en tres contenedores especiales precintados que garantizan una temperatura interior de unos 5 grados centígrados y con autonomía para mantenerla así durante 100 horas.

Las vacunas para Colombia habían llegado a CDG en otro avión de la aerolínea francesa el sábado desde Pekín, en el que iba también otra partida del laboratorio Sinopharm, que por su parte se fue igualmente este domingo en otro avión en dirección a Yaundé, la capital de Camerún.

“Estamos orgullosos de transportar vacunas”, subrayó a Efe el responsable de la gestión de productos farmacéuticos del grupo Air France-KLM, Florent Gand, que subrayó que a la hora de gestionarlas en los aeropuertos de salida y llegada tienen prioridad sobre otros elementos de las bodegas como las maletas de los pasajeros.

Aunque las vacunas representan por el momento una parte relativamente pequeña del volumen de productos farmacéuticos transportados por el grupo franco-holandés, tiene un potencial de crecimiento conforme los grandes países fabricantes aumenten el ritmo de producción y exporten la mayor parte.

El grupo aéreo franco-holandés tiene dos bases logísticas de primera importancia, una en CDG y otra en Amsterdam (que incluyen almacenes frigoríficos), y sendas plataformas de intercambios de vuelos de pasajeros en esos aeropuertos que conectan con destinos en todo el mundo.

Eso, y los pocos vuelos directos que operan actualmente entre China y algunas regiones del mundo como Latinoamérica, explican que las sociedades intermediarias puedan elegir a Air France-KLM para este tipo de transportes.

Desde que en enero empezó el trasiego de las vacunas del coronavirus por todo el mundo, Air France ha realizado alrededor de 80 envíos en sus aviones hacia una treintena de destinos, entre los que hay un buen número en Latinoamérica, como Perú, Colombia, México, Argentina, República Dominicana o Guatemala.

El lunes está programada la partida en un avión con destino a Buenos Aires de un cargamento de 250 kilos de vacunas rusas Sputnik V que llegó este domingo a París desde Moscú.

El cargamento más voluminoso que ha realizado la aerolínea francesa fue uno con seis toneladas de vacunas chinas que se trasladaron a Santo Domingo, también con escala en CDG.

Para Air France-KLM, las vacunas y más en general los cargamentos de productos sanitarios han supuesto un respiro relativo al dramático bajón en la actividad de pasajeros.

De forma que si las mercancías que iban en las bodegas podían representar en torno al 10 % de los ingresos antes de la crisis, ese porcentaje se está multiplicando ahora por dos o por tres.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %