Regionales

Vandalismo terminó afectando a Barrancas y Hatonuevo por caída de torres eléctricas

Como consecuencia del robo de varios ángulos metálicos de las estructuras de las torres eléctricas, se provocó la caída de cinco de ellas, generando la afectación del servicio de energía en los municipios de Barrancas y Hatonuevo al sur de La Guajira.

La rápida intervención del equipo técnico de Air-e permite el suministro provisional del servicio, el cual podrá ser suspendido de acuerdo con la demanda de energía en horas pico en estas poblaciones.

Las horas pico o mayor demanda se presentan principalmente a mediodía, noche y madrugada cuando hay mayor uso de equipos de ventilación y refrigeración. De allí la importancia de utilizar racionalmente el servicio y solo encender los electrodomésticos estrictamente necesarios.

Esto implica que la empresa solo puede suministrar energía de manera alternada en ambas poblaciones en la medida que las condiciones técnicas del sistema lo permitan.

De acuerdo con el ingeniero Juan Diego Narváez Laverde, Gerente de Air-e en La Guajira, los hechos delictivos se presentaron en inmediaciones de la zona rural de Hatonuevo.

Agregó que ante la emergencia es necesario instalar torres provisionales en una extensión aproximada de dos kilómetros en zonas de difícil acceso.

Las estructuras metálicas provisionales son transportadas desde el municipio de Malambo en el Atlántico hasta la zona rural de Hatonuevo. Se espera que en horas de la tarde lleguen a la zona de la emergencia y se coordinen las acciones para el inicio de la instalación de las mismas en la madrugada de este viernes.

La compañía ha dispuesto de 62 personas entre operarios e ingenieros para superar la emergencia en el menor tiempo posible. Sin embargo, por la complejidad de la situación solo hasta el próximo lunes podría normalizarse el servicio.

Sobre los hechos, el Gerente de Air-e en La Guajira, ingeniero Juan Diego Narváez Laverde, rechazó estos actos delictivos que afectan la normal prestación del servicio a miles de familias de estos dos importantes municipios, incluyendo sus zonas rurales.

Agregó que ante las autoridades competentes se interpondrán las denuncias respectivas con el fin de establecer quién o quiénes están detrás de estos actos delictivos, afectando la prestación del servicio a hospitales, acueductos, entes oficiales y a la comunidad en general.

Igualmente se hizo un llamado a la comunidad de la zona para que ante cualquier manipulación en la infraestructura eléctrica se denuncie de inmediato a la Policía Nacional y se evite este tipo de afectación por el robo de cables y hurto de ángulos de las torres eléctricas.

A raíz de los hechos es fundamental una acción contundente de las autoridades frente a estos hechos vandálicos que afectan a miles de familias en el sur de La Guajira.

D.A.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %