Barranquilla

Con mediación de la Arquidiócesis de Barranquilla, estudiante expulsado de Unimetro, desiste de encadenarse

Luego de varias horas de permanecer encadenado en las instalaciones del Hospital Universitario Metropolitano, Samuel David Arredondo Galezo, desistió de continuar con su protesta, por la decisión que tomó la Universidad Metropolitana, de expulsarlo de ese centro de estudios superiores, cuando le faltaba unos pocos días para concluir sus prácticas profesionales.

Con su protesta, Arredondo Galezo, bloqueó a varios miembros del personal administrativo y médico de la Clínica de Odontología de la Universidad Metropolitana.

La decisión del expulsado estudiante, se dio gracia al proceso de persuasión y acompañamiento adelantado por el reverendo Carlos Julio Macías, miembro de la Arquidiócesis de Barranquilla, quien a su vez funge como integrante del Consejo Directivo de la Universidad Metropolitana.

En el diálogo final también intervinieron sus familiares cercanos y representantes de Unimetro.

“Ofreció disculpas, pero advirtió que insistirá ejerciendo sus acciones legales”, manifestaron directivos de Unimetro al final de la tensa jornada en la que 13 funcionarios de la Clínica quedaron retenidos, por lo cual hubo necesidad de recurrir al Gaula.

Las directivas de la Universidad Metropolitana reportaron que tras la grave situación protagonizada por el exestudiante, expulsado “por generar alteraciones de orden público contra la institución”, regresó la normalidad académica y administrativa en la entidad.

Arredondo Galezo cursaba el noveno semestre de Odontología cuando fue expulsado en 2020. Tras dos tutelas recobró sus derechos, el proceso disciplinario en su contra se rehizo y se confirmó la expulsión cuando ya cursaba el décimo semestre.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %