Atlántico

SENA Atlántico y Distrito impulsan nuevos emprendimientos juveniles

Con el propósito de brindar nuevas oportunidades a la juventud barranquillera y sus familias, el SENA Atlántico en alianza con la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana vinculan, por primera vez, a 30 miembros del programa ‘Vuelve y Juega’ a la estrategia de nanofranquicias que corresponde a un modelo de negocio de bajo costo y riesgo, que les permitirá emprender, generar ingresos, acceder a una oferta educativa y poner en marcha su idea de emprendimiento.

La directora de la regional Atlántico, Jacqueline Rojas Solano expresó: “Estamos muy felices porque los beneficiarios tendrán competencias en habilidades blandas, mercadeo y ventas, manipulación de alimentos, finanzas para emprendedores, y otros conocimientos específicos que, con el apoyo y entrega de un kit productivo, les permitirá tener autonomía económica, ayudar a sus familias y convencerse de que siempre hay mejores opciones para desterrar de su corazón la desesperanza, dando lugar a un nuevo comienzo”.

Para el jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez, esta cooperación interinstitucional representa la materialización de los compromisos que el Distrito ha asumido con los jóvenes de la ciudad para disminuir violencia juvenil y liderazgo comunitario, asegurando “Hoy celebramos esta alianza estratégica con el SENA, a quienes agradecemos por abrirnos las puertas para generar este espacio de formación y emprendimiento en el que, además de recibir entrenamientos especializados, los jóvenes estarán acompañados por expertos que los asesorarán para que todas sus ideas de negocio arrojen importantes resultados”.

El primer grupo de beneficiados cuenta con jóvenes en edades entre 18 y 24 años ubicados en los barrios: Valle, Nueva Colombia, Bellarena y El Bosque que quieren impactar el sector gastronómico con la línea de productos congelados, comidas (pasabocas y cocadas que exaltan las raíces afro de algunos beneficiarios) y cárnicos.

“Mi idea empresarial es una distribuidora de deditos, aparte de eso quiero estudiar administración de empresas”, manifestó Héctor Peluffo, beneficiario del barrio Bellarena que agradeció esta alianza que durante tres meses impulsará sus proyectos para reflejarse en sus vidas alejados de contextos de conflictividad, por lo que Héctor recalcó a sus compañeros: “Hay que seguir adelante, cambiar la forma de pensar. No todo se resuelve con peleas, siempre hay una forma pacífica de solucionar los problemas”.

Este camino de educación y emprendimiento contará con el acompañamiento de un grupo psicosocial e interdisciplinario del equipo de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana y de la Oficina de Atención a Población Víctima y Vulnerable del SENA para articular esfuerzos que aportan al fortalecimiento del tejido social en los barrios priorizados de la ciudad.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %